En 2025 el 30% de las ventas de Audi serán vehículos eléctricos

14 de julio de 2017

Guillermo Fadda, director de Audi España, acompañó ayer a Tomás Perandones, gerente de Telenauto, en la inauguración de su concesionario en el Polígono Industrial de Trobajo del Camino. Fadda analiza la evolución del mercado del automóvil y los cambios que esperan al sector.

  • En 2025 el 30% de las ventas de Audi serán vehículos eléctricos

¿Cómo se han comportado las ventas de Audi durante el último ejercicio y este primer semestre, se han recuperado los niveles previos a la crisis? ¿Cuál es su cuota de mercado actual?
Audi cerró 2016 con 50.500 ventas, lo que supone un 4,7% de cuota de mercado. En el mercado premium, donde competimos, te-nemos una cuota de mercado del 28%. En 2017 la idea es crecer en línea con el mercado, que en España estará en crecimientos de un 7%, y mantener la cuota de mercado del año pasado. Respecto a la crisis, llevamos cuatro años de crecimiento sostenido, todavía no a niveles precrisis, ya que alcanzamos el máximo histórico de 60.000 ma-triculaciones en 2007. 

¿La recesión económica ha afectado en la misma medida a su marca que al resto del mercado, o los coches premium han tenido mejor comportamiento?

 

La crisis tuvo dos momentos, uno primero en el que las marcas premium aguantamos más las caídas; y otro en el que con la implementación de los planes de ayudas estatales para achatarramiento, que favorecen a los segmentos más bajos del mercado, la recuperación se centró en las marcas generalistas. Ahora las marcas premium ya estamos creciendo más, y recuperando cuota de mercado. El premium el año pasado y el actual está en máximos históricos, 17% del mercado.

 Los concesionarios ¿han podido sortear las dificultades con el impulso de los servicios postventa?

Durante la recesión bajó mucho la facturación, porque el par-que bajaba y envejecía. Durante esos años implementamos muchos productos que ofrecían servicio de postventa, como financiaciones con paquetes de mantenimiento, que al cliente le daban valor añadido y al concesionario le daban actividad. Gracias a eso en los últimos años las visitas a nuestros talleres también están aumentando. De todas formas,

La crisis tuvo dos momentos, uno primero en el que las marcas premium aguantamos más las caídas; y otro en el que con la implementación de los planes de ayudas estatales para achatarramiento, que favorecen a los segmentos más bajos del mercado, la recuperación se centró en las mar-cas generalistas. Ahora las marcas premium ya estamos creciendo más, y recuperando cuota de mercado. El premium el año pasado y el actual está en máximos históricos, 17% del mercado.

 Los concesionarios ¿han podido sortear las dificultades con el impulso de los servicios postventa?

Durante la recesión bajó mucho la facturación, porque el parque bajaba y envejecía. Durante esos años implementamos muchos productos que ofrecían servicio de postventa, como financiaciones con paquetes de mantenimiento, que al cliente le daban valor añadido y al concesionario le daban actividad. Gracias a eso en los últimos años las visitas a nuestros talleres también están aumentando. De todas formas, nuestra red de concesionarios es una de las pocas que incluso en los años de crisis siempre han estado en positivo, en el peor de los casos alcanzaron un 1% de rentabilidad, este año se encaminan ya hacia el 2,8%. Se nota la recuperación en cuanto a rentabilidad, además de una mayor facturación vinculada a incrementos de ventas.

 Los combustibles actuales están condenados a desaparecer, ¿en qué tecnologías están trabajando y cuál cree que llegará antes al mercado? ¿Cuál es la pro-puesta de Audi en este sentido?

El futuro debería de ser eléctrico, pero va a haber un período bastante largo de convivencia de las distintas tecnologías. Nuestras previsiones son que en 2025 el 30% de nuestras ventas deberían de ser vehículos eléctricos, eso implica que otro 70%  serán combustibles tradicionales. Lo que estamos viendo es que cambia el mix de venta de motores diesel a ga-solina; y también que empieza a haber una tendencia hacia la hibridación. Probablemente antes de llegar a una generación de vehículos eléctricos puros, los híbridos enchufables en los próximos tres o cuatro años puedan ser soluciones tecnológicas que tengan mucho sentido. También estamos desarrollando las tecnologías de ropulsión con gas, que también es una buena alternativa siempre que se hagan inversiones a nivel de infraestructuras de gasolineras de gas, que ahora hay una red muy limitada. También puede haber un futuro para el hidrógeno, vehículos con pila de combustible que tendrían como fuente de alimen-tación el hidrógeno.


 Para implantar estas nuevas tecnologías, ¿va con suficiente rapidez el despliegue de las infraestructuras de recarga?


Todavía falta una red exhaustiva, y de recarga rápida, que es lo interesante. Dentro del grupo Volkswagen tenemos proyectos con otros fabricantes para crear una red de supercargadores en Eurapa, que deberían de ser capaces de cargar un coche eléctrico en 20 minutos. Tardará unos años, pero la dirección es que la red de carga aumente en los próximos años de forma muy importante.

Fuente Diario de Leon

 


<<< Volver