Comprar un coche de ocasión con garantía de nuevo

18 de julio de 2016

“Me estoy planteando comprar un coche de segunda mano”.  En alguna ocasión, muchos de nosotros  nos lo hemos planteado y cuando ya tenemos claro que es la mejor decisión, las dudas nos asaltan. Cuál es el modelo que mejor se adapta a lo que necesito, que marca me genera más confianza, estará en buenas condiciones, su propietario anterior respetaría los mantenimientos…  y, por supuesto, ¿Qué garantía voy a tener?

  • Comprar un coche de ocasión con garantía de nuevo

“Me estoy planteando comprar un coche de segunda mano”.  En alguna ocasión, muchos de nosotros  nos lo hemos planteado y cuando ya tenemos claro que es la mejor decisión, las dudas nos asaltan. Cuál es el modelo que mejor se adapta a lo que necesito, que marca me genera más confianza, estará en buenas condiciones, su propietario anterior respetaría los mantenimientos…  y, por supuesto, ¿Qué garantía voy a tener?

Bien, pues usted ha de saber que si compra su vehículo de segunda mano a un particular, este, está obligado a darle una garantía de seis meses, que le protejan de vicios ocultos del vehículo. Algo contemplado en Código Civil Artículo 1484:

El vendedor estará obligado al saneamiento por los defectos ocultos que tuviere la cosa vendida, si la hacen impropia para el uso a que se la destina, o si disminuyen de tal modo este uso que, de haberlos conocido el comprador, no la habría adquirido o habría dado menos precio por ella; pero no será responsable de los defectos manifiestos o que estuvieren a la vista, ni tampoco de los que no lo estén, si el comprador es un perito que, por razón de su oficio o profesión, debía fácilmente conocerlos.

Aquí es donde entiendo yo, pueden comenzar los problemas. El comprador ante la avería planteada, ha de localizar al vendedor, explicarle los detalles de la avería, demostrarle al vendedor que se trata de un vivo oculto o avería debida al mal estado de la pieza, etc, etc. En el mejor de los casos, puede verse abocado a un engorroso proceso con intervención de abogados, demanda, juicio, en fin, una situación nada agradable o hacerse cargo de la factura de la reparación.

Por ello, alguien que piense en un vehículo de ocasión, segunda mano, seminuevo, llámele como quiera, la mejor opción es ponerse en manos de profesionales. Las grandes  marcas de automóviles, cuentan con un servicio paralelo a la venta de vehículos nuevos, la venta de vehículos usados. Como es lógico, son vehículos que han recogido como parte del pago de un vehículo nuevo. ¿Qué hace la marca antes de poner a la venta estos usados? Sencillo, muy sencillo pero fundamental para la tranquilidad del comprador. Estos coches son revisados a fondo,  renovando aquellos elementos que se encuentran defectuosos. Vamos, poniendo el vehículo “como nuevo” para encontrarse con su nuevo dueño y que este se sienta tranquilo.

Dicho así parece que no tiene mayor secreto, y efectivamente no lo tiene. Pero claro, respecto a la compra a un particular, ya estamos teniendo ventajas, revisión y renovación de  piezas de dudoso estado. Y sobre todo, GARANTIZADO, sí, un profesional está obligado a venderle su usado con una garantía de un año. ¿Le parece poca ventaja? Pues en algunos casos hay más.

Marcas como Volkswagen, para este tipo de mercado han creado su marca propia: DasWelt Auto. Esta marca tiene sus estándares y protocolos para dotar a los vehículos que ponen en venta, de TRANQUILIDAD para el comprador. Su vehículos son revisados a fondo y sometidos a pruebas para que no den ningún problema a su nuevo dueño. Una vez pasado por lo dicho, es vehículo sale a la venta con GARANTÍA similar a la de un vehículo nuevo.

Como puede ver, se hace bueno aquello de “zapatero a tus zapatos”, debemos quitar el miedo y eliminar viejas costumbres e inclinarnos a la hora de tomar algunas decisiones, por soluciones SEGURAS.

Espero que este breve consejo pueda ayudarle a la hora de comprar su vehículo de ocasión. Vehículo usado, sí, pero con garantía de nuevo.

 


<<< Volver