5 puntos para saber que el diésel "no tiene los días contados"

04 de septiembre de 2018

Los planes que el Ministerio de Transición Ecológica tiene para los diesel no están tan claros ...

  • 5 puntos para saber que el diésel
  • 5 puntos para saber que el diésel

 

La ministra de Transición Ecológica afirmó el miércoles en el congreso de los Diputados que “el diésel tiene los día contados”, a la vez que presentaba el proyecto para combatir el cambio climático y con ello la contaminación en las grandes ciudades.

Estas declaraciones han sido contestadas con gran rapidez por la industria del automóvil, asociaciones de consumidores y medios de comunicación.

Claro está que el objetivo del gobierno es subir los impuestos del diésel hasta equipararlo a la gasolina. Esto puede suponer hasta un 0.15 euros más en el precio.

La subida de los precios irá acompañada de varias reformas en los impuestos como el IVTM (de competencia municipal)  y controles más rigurosos para los sistemas anticontaminación y emisiones.  Aun así, no existe un plan real para llevar a cabo esta retirada de diésel, pero si podemos decir que ante un proceso de salida, los propietarios son los que tendrán las de perder, por lo menos económicamente hablando.

Pero como ya decimos, además de no haber un plan para la retirada el diésel, hay varias razones por las que este combustible no va a desaparecer (por lo menos por ahora…)

 

1.- EL TRANSPORTE DE MERCANCIAS DEPENDE DEL DIÉSEL

Casi el 100% de los vehículos destinados a la movilidad  de mercancías son con vehículos diésel.  Esto se debe a la rentabilidad que supone el diésel frente a la gasolina, y para empresarios que hacen miles de km al año, no hay otra opción posible que no sea diésel. Ya se empiezan a encontrar algunos vehículos de gas natural, electricidad o gasolina pero son una minoría en este sector.

Esto quiere decir que el precio de los alimentos y demás bienes que son transportados, subirían notablemente. Ningún gobierno se puede permitir una subida tan brusca en bienes de primera necesidad. Para ello la solución vendría dada en forma de ayudas, subvenciones e incentivos fiscales y políticas que no perjudiquen el sector industrial y del transporte.

 

2.- HAY 13 MILLONES DE TURISMOS DIÉSEL CIRCULANDO POR ESPAÑA

De los 23 millones de turismos matriculados en España, 13 millones son diésel. Hay que pensar que el parque móvil de vehículos industriales y autobuses es movido casi exclusivamente por diésel.

Por lo tanto, aunque las ventas de estos vehículos disminuyan, es imposible pensar que en pocos años desaparecerá. La gran oleada de turismos diésel se debe en gran parte a décadas de beneficios fiscales, subvenciones y otros planes como el plan PIVE.

 

3.- UN COCHE DIÉSEL EMITE MENOS CO2 QUE UNO DE GASOLINA

Según el propio Ministerio de Transición Ecológica, España fue el país de la Unión Europea que más incrementó las emisiones de gases efecto invernadero.

El óxido de carbono es el principal culpable del cambio climático y los coches diésel tienen consumos reales, inferiores a los vehículos de gasolina, por lo que las emisiones de CO2 son menores. Aunque los coches nuevos de gasolina son muy eficientes y se acercan en gran medida a los límites homologados, la realidad es que un vehículo de conducción diésel sigue siendo más eficaz.

Si bien sabemos que un diésel ha tenido tradicionalmente un nivel de emisiones contaminantes superiores, y somos conscientes de lo dañinas que son. El diésel puede perder la batalla, pero la guerra se debería estar librando contra las emisiones de CO2. ¿Cómo va España a reducir sus emisiones con un parque móvil que cada vez emite más dióxido de carbono?

 

4.-LOS DIESEL EURO 6 SON TOTALMENTE LIMPIOS

Los diésel han sido motores muy contaminantes especialmente en coches mal mantenidos, pero los nuevos diésel son muy limpios, con un nivel máximo de emisiones de NOx de 80 mg/km, frente a los 60mg/km de la gasolina.

 

5-. SEGUIRAN SIENDO RENTABLES PARA LOS QUE RECORREN MUCHOS KM ANUALES

Sabemos que el diésel sigue siendo más rentable para largas distancias. Además, el efecto contaminante en vías interurbanas es mucho menor. Por lo tanto, queramos o no, el diésel sigue siendo necesario

 


<<< Volver